in

2013 es el año de las reformas: Presidencia de la República.

De entre ellas destacó a la reforma educativa, anunciada como la séptima decisión del Presidente Peña en su toma de protesta. 

La Presidencia de la República celebró su primer año de Gobierno, mismo que destacó como, el año de las reformas.

Subrayó que  en los primeros 12 meses de gobierno y con el respaldo de las principales fuerzas políticas agrupados en el Pacto por México, así  como de los legisladores del país, se han aprobado reformas que “ponen al día el andamiaje institucional de México”.

De entre ellas la reforma educativa enmarcada dentro de las trece decisiones del Presidente Enrique Peña Nieto.

Según el portal de la Presidencia de la República “Gracias a la Reforma Educativa, hoy contamos con nuevos instrumentos legales, que colocan en el centro de las políticas públicas, la calidad de la educación. Esto garantiza que la educación pública siga siendo gratuita y además socialmente útil, para que nuestros niños puedan triunfar en un contexto global mucho más exigente y competitivo”.

Es -según el Gobierno Federal- “para que nuestros niños y jóvenes tengan mejores profesores; estén más tiempo en la escuela; cuenten con mejores materiales educativos e instalaciones adecuadas; dispongan de computadoras e Internet; y tengan acceso a alimentos sanos y nutritivos”.

Además de la reforma educativa, durante el primer año de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto destacan la de Telecomunicaciones y Competencia Económica,  la Reforma Hacendaria,  la reforma constitucional en materia de Transparencia y la  Financiera.

Actualmente se encuentra en el Congreso la reforma Política, así como  la Energética.

Cabe señalar que es la reforma educativa la que más  resistencias ha recibido, aún después del golpe político al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) con la aprehensión de la exlíder del organismo sindical, Elba Esther Gordillo Morales ocurrido en febrero pasado.

Dichas resistencias han sido encabezadas  principalmente por los maestros agrupados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), quienes en cada una de las acciones del Gobierno Federal, así como de los legisladores para aprobar la reforma educativa, han realizado diversas movilizaciones con el objetivo principal de abrogar las modificaciones a los artículos 3 y 73 de la Constitución.