¿Prueba ENLACE con tres posibles respuestas?

 

Desde su columna Cancionero, Felix Cortés Camarillo publicó un texto en Excelsior titulado “Me equivoqué a lo macho”.

Foto: Excélsior
Foto: Excelsior

Vaya que éste hombre si se equivocó, pero no a lo macho, sino de manera ridícula.

Y es que luego de ensañarse contra la pintura “La Patria” de  Jorge González Camarena y compararla  con “los cromos de calendario” del monero Jesús Helguera, comenzó a crucificar  despropósitos de la SEP tales como los 117 errores de ortografía de los libros y la desaparición de la prueba ENLACE.

Sin embargo, la brillante opinión autorizada para criticar dislates educativos escribió:

Simultáneamente se anunció la desaparición de la prueba ENLACE, cuyo retorcido objetivo era evaluar a los maestros al través de probar los conocimientos de sus alumnos. Con este procedimiento sucede lo mismo que con El Quijote: todo el mundo habla de él, pero pocos lo han leído. Dígase al menos y en primer lugar que los cuestionarios a los que los educandos eran sometidos en esta prueba eran de opción múltiple, es decir, a escoger una de tres respuestas dadas a cada pregunta. Los acostumbrados a los exámenes de respuesta directa nunca tuvimos este 33% de ventaja.

Señor columnista, cualquier niño de primaria que haya presentado la prueba ENLACE sabe que en las preguntas debía elegir una de las  cuatro opciones: A, B, C y D.

Del mismo modo  su aritmética del 33 % ventaja también es errónea porque en todo caso sería 25 %.

El texto completo en Excelsior AQUI