¡Demoledor informe del GIEI sobre caso Ayotzinapa!

 

giei ayotzinapa_optLos integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) presentaron su último informe sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en cual señalaron contundente que  no existen elementos que modifiquen su conclusión anterior, es  decir,  los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa no fueron incinerados en el basurero de Cocula, como afirmó en su “verdad histórica” el ex Procurador de General de la República, Jesús Murillo Karam.

En conferencia de prensa, los expertos del GIEI descartaron abiertamente que la desaparición tuviera relación con el crimen organizado, ni tampoco que hubiesen acudido a Iguala para boicotear un acto político.

“Los normalistas no fueron a boicotear un acto público ni mucho menos estaban involucrados con el crimen organizado y habían ingresado a la escuela inclusive después de presentar una carta de antecedentes no penales”, señaló la fiscal colombiana Ángela Buitrago.

Revelaron que existen evidencias de tortura contra acusados clave con el objetivo de sostener la versión oficial de los hechos.

Además denunciaron que el Gobierno mexicano obstaculizó sus labores, lo cual les impidió avanzar en el esclarecimiento de esta tragedia que ha irritado a la sociedad no solo nacional, sino internacional.

Del mismo modo acusaron la falta de voluntad del Gobierno para investigar la posible responsabilidad de altos funcionarios y de miembros del ejército, pues consideraron que personal militar estuvo presente en varias de las escenas de los hechos violentos siendo testigos directos de los hechos en varios de los escenarios.

En ese sentido, los expertos del GIEI señalaron que al Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto le falta  voluntad  para aclarar lo sucedido en Iguala, Guerrero los días 26 y 27 de septiembre de 2014.

Por último, Jame Cavallaro comisionado presidente de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) lamentó no solo la ausencia del Gobierno Mexicano en la presentación del informe del GIEI, sino la negativa de renovarles el mandato para continuar con la inconclusa investigación.