Tunde CNTE la reforma educativa de AMLO; también “es punitiva”, advierte.

Líderes la CNTE en su primer encuentro con el Presidente López Obrador.

La Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), difundió un posicionamiento en el que expresó su rechazo a la reforma educativa del Presidente, Andrés Manuel López Obrador.

En dicho posicionamiento, la Sección 22 de Oaxaca llamó a su base a que permanezca organizada bajo los principios de lucha y resistencia de la Coordinadora, ya que la iniciativa de López Obrador, no garantiza la abrogación total de la reforma educativa de Enrique Peña Nieto tal como lo exige la CNTE.

Y es que alertó que la propuesta del Ejecutivo de la Nación sigue siendo punitiva debido a que solicita al Congreso de la Unión que contemple sanciones a funcionarios “que no cumplan o no hagan cumplir las disposiciones relativas, lo mismo todos aquellos que las infrinjan”.

Asimismo advirtió que la reforma educativa de AMLO comparte la perspectiva que dicta la OCDE y Mexicanos Primero, ya que el término excelencia que se pretende insertar al artículo tercero, “perfecciona el concepto infundado de calidad”.

Del mismo modo acusó que no se plantea un sistema de formación y profesionalización que responda a las necesidades de los trabajadores de la educación País.

Y es que acusó que de aprobarse la reforma educativa de López Obrador, se mantendría el sistema estandarizado de la educación reproduciendo e individualismo y verticalidad de la superación profesional, con un corte técnico y pragmático designado desde diversos organismos internacionales, lo cual, desde la visión de la CNTE, es una reforma excluyente al sólo referirse a los maestros.

Del mismo modo arremetió contra el Centro para la Revalorización del Magisterio que sustituirá al INEE.  Y es que señaló que se corre el riesgo de dejar la educación en manos de la clase empresarial, ya que la conformación del Consejo Consultivo y Consejo Directivo de dicho centro, propone la intervención de maestros destacados a criterio del Ejecutivo de la Nación, lo cual puede significar la exclusión de la representación sindical, avalar la injerencia de la sociedad civil que mercantiliza con la educación y con ello, la incursión de poderes fácticos y empresariales como Mexicanos Primero.

Expresó que por el contrario, la Coordinadora ha desarrollado planes y proyectos acordes a las necesidades de las comunidades y poblaciones, respetando en todo momento las formas de organización de las mismas.

Destacó que el tercero constitucional debe ser un artículo educativo y pedagógico, sin que contenga disposiciones que atenten contra los derechos laborales y sindicales de los maestros.

“Por lo tanto, el artículo 3° a reformar no debe significar un régimen de excepción laboral como lo plantea al proponer el Servicio Profesional del Magisterio o el Servicio de Carrera Magisterial”. 

En ese sentido hizo un llamado a que se construya una verdadera transformación educativa que recoja los planteamientos de los actores y fuerzas sociales más importantes del País.  “Una educación que descolonice el pensamiento y forme al sujeto histórico social”, expresó.

Por último, la Coordinadora lanzó la exigencia de abrogar totalmente la mal llamada reforma educativa, que se reinstalen todos los maestros cesados, la suspensión inmediata de los procesos de evaluación docente, que se garantice la asignación de plazas automáticas para egresados de Escuelas Normales, se detenga la aplicación del Nuevo Modelo Educativo, la solución inmediata a las demandas salariales no resueltas, la liberación de presos políticos y la cancelación de todo proceso jurídico, penal, laboral y administrativo derivado de la implementación de la reforma educativa de Enrique Peña Nieto.

 

 
 

Comenta la publicación.