Si Tribunal ratifica perdida de registro de Nueva Alianza, fundaremos otro partido: Luis Castro.

Foto: Nueva Alianza.

El presidente del Comité de Dirección Nacional del Partido Nueva Alianza, Luis Castro Obregón, aseguró que, en caso de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ratifique la pérdida del registro de ese partido, la fuerza social que representa se va a organizar para fundar un nuevo partido político.

Así lo aseguró en entrevista a diversos medios de comunicación, luego de hacer un llamado al TEPJF para que “asuma su rol histórico, a fin de hacer una revisión ética del papel que desempeñan”.

Y es que el aliancista aseguró que en el proceso electoral federal 2017-2018, la Sala Superior le negó el acceso a la justicia a su partido, con lo que demostró que “toman decisiones en las que su objetivo es cuadrar resoluciones, en lugar de pegarse a la Ley”.

Castro Obregón afirmó que si el Tribunal ratifica la pérdida del registro, solicitará el reconocimiento de los institutos políticos estatales en las entidades federativas donde obtuvieron votaciones del siete por ciento.

“En caso de que sea firme la resolución del TEPJF de perder el registro, procederemos a solicitar que se nos reconozcan 18 institutos políticos estatales en las entidades federativas donde tuvimos una votación, inclusive, del siete por ciento”.

Presumió que en enero de 2019 comenzarán a realizar las asambleas necesarias para lograr el registro del nuevo partido político.

“Posteriormente, promoveremos una asociación entre partidos políticos estatales, con la cual podríamos estar concluyendo el año; y en enero del 2019 propiciaríamos las asambleas y organizaríamos a la fuerza social que representamos para constituir una nueva fuerza política”.

Y sentenció que una vez que obtengan el registro del nuevo partido, estarán dadas las condiciones para participar en las elecciones de 2021.

“La autoridad electoral nos daría el registro en julio de 2020 y nos vemos en las elecciones del 2021″.

Por último dijo que el hecho de que Nueva Alianza desaparezca como partido conlleva un castigo para más de 700 mil afiliados y para millón y medio de electores que dieron su confianza al “partido de las causas” el 1 de julio pasado.

Y es que afirmó que el partido turquesa es organización liberal que defiende la educación pública de calidad, gratuita, laica, obligatoria; la defensa de los derechos de las mujeres, la inclusión de grupos vulnerables y de personas que no tienen espacio de representación, cuyas demandas no son abanderadas por ninguna fuerza política representada en el Congreso de la Unión.

 

 
 

Comenta la publicación.