in

SEP genera polémica por ‘Austeridad Republicana’

La austeridad republicana tocó las puertas de la Secretaría de Educación Pública (SEP) que dirige la Maestra Defina Gómez Álvarez.

Y es que en redes sociales circuló un oficio firmado por la propia titular de la SEP, el cual está dirigido a subsecretarios, directores generales, titulares de órganos administrativos desconcentrados y entidades paraestatales de la dependencia educativa, se solicita que se reconsidere el número de personal a su cargo y que, a la brevedad posible presenten una propuesta de reducción de las áreas.

“Me permito distraer su atención en relación a la política de austeridad que nuestro señor Presidente ha impulsado y ha dado ejemplo de que se puede tener un desempeño honesto y en estricto apego a la ley. Dentro del complicado contexto por el que estamos pasando en esta pandemia, les pido atentamente reconsideren el número de personal a su cargo, solicitando atentamente me presenten en los próximos días su propuesta de reducción de personal”, destaca el documento.

Asimismo precisa que los directivos de la SEP serán convocados a una reunión de manera presencial, con el objetivo de estudiar propuestas para recudir personal, el cual debe entrar en vigor a la brevedad posible.

“Bajo el sistema federativo, los funcionarios públicos no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad; no pueden gobernar a impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes; no pueden improvisar fortunas ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse asiduamente al trabajo, resignándose a vivir en la honrosa medianía que proporciona la retribución que la ley haya señalado”, expresa el documento haciendo eco a una frase de Benito Juárez.

SEP responde: no son despidos.

Y ante la polémica que surgió en redes sociales por la veracidad del contenido del oficio firmado por Delfina Gómez, la SEP tuvo que confirmar la validez del documento, pero descartó que se trate de despidos de personal.

Por el contrario afirmó que se trata de reubicación de personal y reestructuración administrativa de manera paulatina, y que de ninguna manera se afectarán derechos laborales de los trabajadores.