Senado aprueba reforma educativa; la remiten a Congresos Estatales.

El Senado de la República aprobó en lo general y particular la reforma educativa del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Con 97 votos a favor, 22 en contra y 1 abstención, dicha reforma fue remitida a los Congresos Estatales para que se aprobada por al menos 17 de ellos, debido a su carácter Constitucional.

La nueva reforma constitucional sustituye a la que estuvo vigente desde el 2013 en el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Y es que fue una de las promesas del actual presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador quien siempre criticó la reforma hecha por el gobierno de Peña Nieto la cual consideró una imposición.

La nueva reforma destaca la obligación del Estado mexicano de garantizar la educación gratuita en todos los niveles, incluyendo la enseñanza inicial y la superior.

Señala que los planes de estudio tendrán una perspectiva de género y de respeto por la naturaleza.  En tanto que en las comunidades indígenas se impulsará la preservación del patrimonio histórico de las mismas.

Expresa que el Estado apoyará la investigación e innovación científica, humanística y tecnológica, y garantizará el acceso abierto a la información que derive de ella, para lo cual deberá proveer recursos y estímulos suficientes.

Propone el fortalecimiento de la formación y la actualización de los maestros a través de un sistema nacional de mejora continua de la educación que será coordinado por un organismo descentralizado.

Con la nueva reforma educativa se abroga la ley general del servicio profesional docente y la ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y suspende toda evaluación hasta que el Congreso expida la Ley del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros.

Sobre el polémico artículo 16 transitorio, se establece que la admisión, promoción y reconocimiento de los trabajadores al servicio de la educación, se regirán por la ley reglamentaria del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, prevaleciendo siempre la rectoría del Estado.

Precisa que los planes y programas de estudio incluirán la enseñanza de matemáticas, de lecto escritura y también de la educación sexual y reproductiva.

Plantea que el Ejecutivo tiene un plazo no mayor a los 180 días para que defina una estrategia nacional de mejora de las escuelas normales.

Advierte que se garantiza el derecho humano a la educación de calidad y coloca en el centro de ello a niñas, niños, adolescentes y jóvenes del país.

 

 
 

Comenta la publicación.