Políticos y mundo empresarial presionan para imponer la “nueva normalidad” y el regreso a clases: Hernández Navarro


El sistema educativo mexicano no está preparado para el retorno a clases de manera presencial, afirmó el escritor y Coordinador de Opinión del diario La Jornada, Luis Hernández Navarro.

Durante su participación en el ‘XVII Educador Popular’ de la Sección XVIII de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), en Michoacán, el escritor señaló que la autoridad educativa sólo ha improvisado desde las primeras semanas de la pandemia en México.

Destacó que ante la falta de un tratamiento o una vacuna contra el COVID-19, lo único que queda son “viejos remedios” como “guardarse, lavarse las manos con agua y jabón, usar cubrebocas, etcétera”.

Precisó que lo anterior genera incertidumbre sobre el regreso a la normalidad, el cual ya afectó y sigue afectando al sector educativo, ya que existe presión por parte de políticos y empresarios para el regreso a la llamada “nueva normalidad”.

“Lo sigue afectando (al sector educativo) entre otras razones porque hay una enorme presión de políticos, el mundo empresarial, etcétera, etcétera, para presentarnos la realidad como si ya hubiera cierta normalidad, que se llama la ‘nueva normalidad’, y en esto el retorno a las actividades escolares, es una señal inequívoca de ese regreso”.

Destacó que no se sabe cuándo va a disminuir la pandemia en México, por lo que el regreso a clases presenciales va a ser muy difícil, sobre todo si se toma en cuenta que el sistema educativo mexicano no está preparado para enfrentar retos que impone la pandemia.

“Hay decenas de miles de escuelas que no tiene agua, un elemento tan elemental que en qué va a consistir entonces el remedio:  ¿en llevar cubetas y los niños salgan a lavarse las manos a cada rato?”.

Precisó que la infraestructura escolar no permite el regreso clases de manera presencial: “estamos hablado de grupos saturados.  El Secretario Esteban Moctezuma ha dicho una  y otra vez que los salones no son mayores de 30 alumnos: ¿de qué País está hablado?”

Enfatizó sobre las escuelas multigrado donde la situación de los niños es muy complicada: “no hay condiciones para ese retorno por más que se diga”.

Del mismo modo lamentó la improvisación de la SEP al querer convertir a los maestros con experiencia en enseñanza frente al grupo a maestros de enseñanza a través de las redes sin que mediara una capacitación real.

“Se comenzaron a utilizar herramientas como el famoso Google en donde de la noche a la mañana esta empresa tuvo acceso a los datos literalmente de cientos de miles de maestros y de millones de muchachos. Imaginemos lo que eso significa en un mundo donde el negocio de los datos, es uno de los negocios de punta.  Todo eso se le entregó en bandeja de plata a estas empresas”, señaló Navarro.

Y pese a la improvisación de las autoridades educativas, el escritor también destacó las experiencias de maestros para responder a las circunstancias en torno a la pandemia.

“Hemos visto, además de este proceso en donde los maestros han tenido que capacitarse sobre la marcha sobre el arte de enseñar (…) hemos visto cómo los maestros de repente han tenido que utilizar sus computadoras, sus teléfonos celulares, sus casas, como herramientas de trabajo y todo eso pagado por sus bolsillos.  Hay entonces una especie de traslado de bienes y de recursos del mundo del trabajo al mundo de la empresa con un agravante adicional.  Y es que de repente las jornadas de trabajo se han prácticamente diluido porque ahora mucha gente se cree con derecho a interpelar al maestro a la maestra en cualquier momento, a cualquier hora de la mañana, la tarde, como si el mismo maestro no tuviera otras características”, puntualizó Hernández Navarró.


La Redacción
Editor principal del sitio

Zona de debate