Pese a reforma educativa, “hubo una especie de huachicol educativo”: Esteban Moctezuma.

Pese a las normas de la reforma educativa de la administración anterior, “hubo una especie de huachicol educativo”, reveló el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma Barragán.

En entrevista para La Razón, el funcionario explicó que para instrumentar la reforma educativa pasada, el Gobierno Federal tuvo que implementar el hostigamiento al magisterio, lo cual llevó a que detonaran resistencias de los maestros en diversas regiones del País.

“Uno de los grandes errores, fallas, legal e instrumentalmente en la forma de implementar la reforma (del sexenio pasado) fue que el Gobierno federal estuvo exigiendo, apretando, hostigando de más al magisterio. Esto provocó que se salieran de cauce. Se les pasó la medida”.

Detalló que esas resistencias tuvieron como consecuencia que se empezaran a hacer negociaciones locales para saltarse la reforma educativa, lo cual calificó como “huachicol educativo”.

“El problema es que en los lugares en los que tuvieron más resistencia empezaron a hacer negociaciones locales y a saltarse la reforma. Hubo una especie de huachicol educativo: por una parte, había un presupuesto, había reglas, leyes, evaluaciones y declaraciones y muchísimo manejo mediático; pero por otra, había acuerdos políticos por abajo, había por debajo tuberías de recursos que no están en el presupuesto”.

Y puso como ejemplo de este “huachicol educativo” el Estado de Michoacán, en donde el Gobernador Silvano Aureoles Conejo ha pedido en reiteradas ocasiones que el Gobierno de López Obrador se haga cargo de los servicios educativos de esa entidad ante los problemas que enfrenta para pagar la nómina de los maestros.

“Tan sólo en el caso de Michoacán, por mencionar alguno, la sección magisterial le exigía al gobierno del estado que le pagara cuatro mil plazas de honorarios para normalistas que habían salido en 2014, más los de 2015, 16, 17 y 18; por eso sumaban tantos y estaban pagados por honorarios, estaban frente a grupo y estaban fuera de norma y fuera de lo que decía la reforma. Como este caso habían muchos”.

Puntualizó que este tipo de concesiones con recursos públicos son un problema “porque no están en el presupuesto y entonces la Secretaría de Hacienda tiene que revisar las cuentas de los años anteriores; qué les dieron a los estados y por qué se los dieron, y los estados tienen que comprobar qué hicieron con ese recurso. Son cosas ligadas directamente a la forma de darle la vuelta a la Reforma Educativa”. 

 

 
 

Comenta la publicación.