Maestros por México lanza cuestionamientos al Gobierno Federal; exige “respuesta clara y contundente” por regreso a clases.


La organización Maestros por México (MxM) lanzó una serie de cuestionamientos al Presidente Andrés Manuel López Obrador y al Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, ante la posibilidad de regresar a las labores escolares, pues aún no se conocen protocolos específicos para el retorno del servicio educativo.

En un pronunciamiento difundido en las redes sociales de dicha organización, se precisan una serie de “dudas  para que sean valoradas por las instancias de gobierno al nivel que corresponda, ya que ante la “nueva normalidad de los edificios escolares, se debe garantizar la salud integral de niñas, niños y adolescentes así  como de los trabajadores de la educación y que  están previstas  por la autoridad  en materia de salud.

Aquí las consideraciones de MxM:

1.- ¿Quién se hará cargo de la sanitización de los edificios escolares? ¿Los padres de familia, los trabajadores de la educación, la autoridad educativa o la autoridad municipal, el gobierno del Estado o el gobierno federal? Si en muchas de las ocasiones las escuelas no cuentan con personal de apoyo y asistencia a la educación.

2.- ¿Será responsabilidad de los Consejos de Participación Social organizar a las madres y padres de familia para seguir los protocolos de salud y sanidad o nuevamente será carga de trabajo para directores y docentes?

3.- ¿Quién habrá de dotar de todo el material para implementar los filtros en las escuelas? Se requiere desde agua potable donde no la hay, jabón para manos en los sanitarios, gel antibacterial, cubre bocas, mascarillas o caretas, protección ocular, cloro, detergente, charolas sanitizantes de calzado, termómetros térmicos, entre otros.

4.- ¿Cómo se va a implementar la sana distancia (1.5 m) en aulas de 48 m cuadrados con 35 alumnos en promedio en preescolar y primaria o  45 en secundaria? ¿Cómo se reorganizarán los tiempos y espacios escolares?

5.- ¿Bajo qué lineamientos se organizará a los alumnos, si se consideran horarios escalonados y en una familia hay 3 o 4 hijos en edad escolar? ¿Cómo apoyar a estas familias que tienen que trabajar y no pueden estar acudiendo a distinta hora a dejar a sus hijos a la escuela?

6.- Una vez que hayamos regresado a laborar ¿qué mecanismos vamos a seguir con padres de familia que no creen en la existencia de COVID-19 y no quieran cumplir con las medidas protocolarias?

7.- ¿Habrá capacitación profesional a docentes para atender los efectos en la salud socioemocional de los alumnos por el confinamiento?

8.- De acuerdo con la página del gobierno federal https://coronavirus.gob.mx, existe una población de riesgo ¿Cómo se protegerá la salud de los trabajadores de la educación que están dentro de este sector de la población? Trabajadores de la educación mayores de 60 años y con padecimientos crónico degenerativos como diabetes, hipertensión, cáncer o enfermedades respiratorias o autoinmunes, ¿cómo se garantizará su seguridad laboral?

9.- ¿Tiene la Secretaria de Educación Pública un censo para conocer el número de trabajadores de la educación que son población de riesgo?

10.- En caso de que un docente que ha asistido con normalidad a laborar presenta síntomas y es diagnosticado con COVID-19, ¿habrá responsabilidad administrativa para el director?

11.- Una vez iniciadas las clases presenciales, ¿bajo qué criterios se actuará si en los días posteriores se tiene conocimiento de que un alumno tuvo contacto con un adulto en su casa con diagnóstico de COVID-19?  ¿Se tendría que poner en observación a todos los alumnos del grupo o a toda la escuela?, ¿se seguirá prestando el servicio educativo en esa escuela?

12.- ¿Se aplicarán pruebas individuales a alumnos docentes y padres de familia para garantizar que no haya contagios?

13.- ¿Se escuchará el sentir de los trabajadores de la educación o será la dirigencia sumisa a quien se le dé la voz?

Cabe señalar que MxM advirtió que espera del Gobierno Federal una respuesta clara y contundente para dar confianza a madres y padres de familia así como a los trabajadores de la educación de que la vida de nuestros alumnos y la propia, no corre peligro.

Y sentenció:

“Muy lamentable sería que, por querer cerrar el ciclo escolar de manera presencial, fueran las escuelas un foco de contagio. La salud es un derecho humano al que no estamos dispuestos a renunciar”


¡Compártelo en la red!

557 veces compartido
Redacción | Profelandia
Administrador y editor principal del Sitio. | Seguir a @Profelandia

Zona de debate