El SNTE no tiene interés en el control de plazas: Cepeda Salas.

Foto: archivo

El Secretario General del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), Alfonso Cepeda Salas, negó que el organismo sindical que encabeza tenga algún interés en manejar las plazas docentes.

En entrevista para el Diario 24 Horas, el dirigente magisterial expresó que, pese a que la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado establece que al Sindicato de corresponde le 50 % de las plazas, el SNTE firmó un convenio desde el 2007 en donde aceptó que esas plazas se sometan a concurso.

“El sindicato no tiene interés de manejar plazas en ningún nivel, simplemente que se puedan entregar a quienes realmente las merecen, a los mejore estudiantes egresados de la escuelas normales. Desde 2007 se firmó un convenio con la SEP donde el sindicato acepta que 50% de las plazas que le corresponden por ley y que ésta establecido en la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado se sometan a concurso de oposición”.

En ese sentido lanzó críticas a las evaluaciones estandarizadas con las cuales se otorgaban las plazas magisteriales, y celebró que ahora el Sindicato sea tomado en cuenta para los proceso de asignación de plazas.

“Después de que se vieron irregularidades y de que eran pruebas estandarizadas y que había ciertas anomalías en la aplicación de la pruebas, ahora con lo que se establece en la Ley General en el Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, es que en los ingresos tengan que ver tres entidades básicamente: la SEP, las secretarías públicas estatales y la representaciones sindicales”.

Del mismo modo consideró que el presupuesto asignado a educación no es suficiente, y puso como ejemplo el caso de las Escuelas Normales, las cuales, según el Gobierno Federal pretende fortalecer, pero  en los hechos le recorta el 40 % del presupuesto.

Sí, si es insuficiente porque si ponemos como ejemplo la educación normal donde hablamos de fortalecer las escuelas Normales y eso nosotros lo aplaudimos y estamos con eso, pero luego se viene una disminución en el presupuesto para la educación normal en un 40% y la verdad es que son recursos que se necesitan. Porque si se quiere modernizar y aplicar infraestructura tecnológica y el equipamiento necesario para sus prácticas docentes, es muy complicado si no hay con qué.

Por último consideró que existen ventajas y desventajas en la federalización de los servicios educativos del Gobierno Federal, ya que si bien los docentes recibirán sus pagos a tiempo, se corre el riesgo de que cuando el FONE “absorba estas plazas no considere algunos estímulos, algunos bonos, algunos incentivos que tienen los maestros en las entidades federativas”.

 

 
 

Comenta la publicación.