Directores escolares, fundamentales para transparentar las plazas docentes.

La iniciativa que expide la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros (LGSCMM) plantea que los Directores notifiquen por escrito las vacantes que se generen en sus centros educativos.

De acuerdo con el documento publicado en la Gaceta Parlamentaria de la Cámara de Diputados, los Directores tendrán un plazo de cinco días hábiles para reportar dichas vacantes al titular del nivel educativo o del subsistema correspondiente.

Asimismo, en el mismo plazo deberán registrar las vacantes en el Sistema Abierto y Transparente de Asignación de Plazas docentes.

Precisa que a los Directivos que cumplan con esta responsabilidad, se les tomará en cuenta en los procesos de promoción en los que posteriormente participen.

Con este procedimiento, la SEP tendrá información sobre las vacantes docentes disponibles para que sean ocupadas luego del proceso de admisión al servicio educativo.

Del mismo modo, el artículo 44 señala que cuando se genere vacantes en cargos Directivos y de Supervisión, el superior jerárquico deberá notificarlo igual por escrito y en un plazo de cinco días hábiles posterior al conocimiento de la vacante al titular del nivel o subsistema correspondiente.

Y también, deben registrar las vacantes en el Sistema Abierto y Transparente de Asignación de Plazas docentes con el objetivo de que aquellos docentes interesados en una promoción, cuenten con la información necesaria sobre los espacios disponibles.

Cabe señalar que en entrevista para El Universal, el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma Barragán, expresó que se está “obligando a los Directores de las escuelas” que informen a sus superiores sobre las vacancias que se generan en sus escuelas.

Estamos obligando a los directores de las escuelas a comunicarle a la autoridad local y a la SEP la vacancia para que se pueda publicitar y que las personas que aspiren a ocupar una plaza se inscriban a un proceso de selección. Una vez que se apunten, hay un sistema que va a ir definiendo cómo queda cada uno de los aspirantes en relación con las plazas que están en oferta. El resultado de ese proceso, que se da dentro de una plataforma, lo analizan para ver que correspondan a los criterios públicos, transparentes y equitativos“.

 

 
 

Comenta la publicación.