Demandan rediseñar la evaluación de los alumnos.

La organización civil Mexicanos Primero aseguró que la política de evaluación del desempeño escolar de los alumnos es fallida, por lo que exhortó al Gobierno Federal a que se rediseñe, y que no existan retrocesos.

En conferencia de prensa, David Calderón, presidente ejecutivo de la organización, explicó que la reforma educativa de 2019 representa una oportunidad importante para consolidar avances en materia educativa, por lo que destacó la importancia de la evaluación de los aprendizajes de los alumnos.

“La reforma educativa de 2019 representa una oportunidad importante para avanzar, como país, un tramo más en la garantía de los derechos, un camino en el que difícilmente llegaremos lejos sin la compañía de la evaluación”

Agregó que “el Sistema Educativo Nacional requiere no de ocurrencias, ni de un programita por aquí y de una prueba por allá, sino de una sólida y clara política de evaluación, un ecosistema en donde los diferentes esfuerzos se conecten y se retroalimenten entre sí.

Se trata dijo, de que se impulse una política de Estado que logre llegar a todas las escuelas en todos los estados sin excepción, y a todas las personas con procesos y mecanismos de evaluación formativa.

“Nos urge una política que dé certidumbre a los procesos de diseño, aplicación y uso de las evaluaciones para seguir la trayectoria de cada niña, niño y joven y mejorar las prácticas, estrategias y políticas educativas”.

Aprovechó para señalar el caso de entidades con rezago educativo como los casos de Oaxaca, Michoacán y Chiapas, en donde deben reflejarse avances en materia de evaluaciones y no retrocesos.

“Le dejamos explícitamente el reto al Gobierno de López Obrador: no pueden regresarse a la opacidad, a la arbitrariedad y a la imposición de ocurrencias”.

Por su parte la Directora General de Mexicanos Primero, Jennifer O’Donoghue, lamentó que no se hayan medido los aprendizajes de la generación de alumnos que llega este año a tercero de secundaria debido al fracasos de la aplicación de la prueba Planea.

Recordó que de los alumnos que serán evaluados en los próximos meses no existen datos sobre su desempeño escolar.

Y es que precisó que 1.2 millones de jóvenes de tercero de secundaria participarán en esta prueba, pero dicha generación ha pasado tropiezos, entre ellos la cancelación de Planea cuando estaban en tercero de primaria.

“En México seguimos pensando en términos simplemente de una prueba, una muestra, una aplicación o una administración política”.

En ese sentido, lamentó que la falta de una política de Estado sólida, transparente y transexenal es uno de los principales retos que México ha enfrentado para garantizar el derecho a aprender, definido desde el artículo 3º como la triple inclusión en la que todas y todos están, aprenden y participan en su propio proceso educativo.

Con información de Reforma.

 

 
 

Comenta la publicación.