Coinciden secretarios de educación estatales en que evaluación docente debe continuar; expresan posturas encontradas sobre el INEE.

Secretarios y funcionarios en materia de educación de los estados coincidieron en que la evaluación a los profesores debe continuar para mejorar la educación, sin embargo, expresaron posturas encontradas sobre si el INEE debe permanecer como está o transformase manteniendo su autonomía.

Lo anterior lo manifestaron durante su participación en la séptima y última mesa de audiencias públicas, en el Palacio Legislativo de San Lázaro, para discutir y analizar la iniciativa de reforma constitucional del Ejecutivo federal en materia de educación, donde este sábado tocó el turno a funcionarios de organismos educativos públicos y autoridades educativas estatales y federales.

Juan Enrique Ibarra Pedroza, secretario de Gobierno de Jalisco, respaldó la propuesta del Ejecutivo federal de crear un centro nacional para la mejora continua de la educación, que sustituya al Instituto de la Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), pero conservando su carácter autónomo, personalidad jurídica propia y patrimonio para reconocer a los maestros como agentes primordiales de la educación.

Planteó la necesidad de refundar la enseñanza para garantizar la educación inicial de las niñas y niños del país, como lo señala el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés).

Ibarra Pedroza consideró que se debe renovar la infraestructura educativa para que los alumnos y docentes desempeñen sus labores en forma digna tanto en zonas rurales como urbanas y cuenten con escuelas a la vanguardia, material técnico-pedagógico y herramientas suficientes para su desempeño cultural, deportivo y académico.

Luis Antonio Cornejo Alatorre, secretario de Educación de Morelos, también se pronunció a favor de la evaluación docente, pero con un enfoque distinto al que actualmente aplica el INEE, que permita brindarle a los maestros facilidades y oportunidades para ser mejores.

“Se malinterpretaron las evaluaciones a los maestros, hay que darles un reconocimiento para que se preparen y tengan oportunidades de ser mejores. El INEE es un instituto de profesionales que hizo una gran tarea, pero eso no lo percibió la sociedad, porque cayeron en el juego de aplicar una punitiva evaluación y hoy tenemos que cambiar ese concepto”, aseguró.

Cornejo Alatorre agregó que el desafío es construir los más amplios consensos sociales y políticos bajo un enfoque de nueva gobernanza democrática que involucre corresponsablemente a todos los actores y padres de familia para generar comunidades de aprendizaje y una educación incluyente, equitativa y de calidad.

Por el contrario, José Alfredo Botello Montes, secretario de Educación de Querétaro, aseveró que debe darse continuidad a la existencia el INEE, como órgano responsable de la preservación, mejora continua de la calidad educativa, evaluación docente y resultados de la educación inicial, básica y media superior, esencial para tener una enseñanza de calidad

Asimismo, se manifestó en contra del planteamiento del Ejecutivo federal de hacer obligatoria la educación superior, porque los conocimientos de este nivel educativo ya no forman parte de los que todo ciudadano debe poseer. La educación universitaria debe ser para aquellos que quieran profesionalizarse en algún área específica del saber.

“No comparto la idea de que la educación superior sea obligatoria como lo propone el Ejecutivo en la iniciativa. El propósito de la obligatoriedad implica la existencia de un bagaje de conocimientos a los que todos deben acceder cumpliendo con ese objetivo”, apuntó.

José Luis Hernández de León, subsecretario de Educación Federalizada de Chiapas, expuso que la reforma educativa actual en su estado sumió en un “caos” pedagógico y financiero a la comunidad estudiantil y docente de esa entidad,

Mencionó que padecen un flagelo de corrientes ideológicas magisteriales que dificultan la administración de los recursos al hecho educativo, paros frecuentes, suspensión de clases, marchas “y cumplir con el calendario escolar es un objetivo difícilmente alcanzable”.

“Se requiere priorizar y lograr la cobertura de la educación pública a calidad, y para ello necesitamos más docentes, escuelas, capacitación y actualización, así como un constante acompañamiento de los padres de familia y autoridades”, puntualizó.

 

 
TAGS:
 

Comenta la publicación.