Venta de claves para examen de carrera magisterial.

 
Penoso el asunto de la venta de claves para el examen del factor  preparación profesional de  la XX Etapa de Carrera magisterial;  no cabe duda que el flagelo de la corrupción imperante salpica y salpica en cada espacio social de nuestro país.     A mi personalmente me indigna el atraco a la transparencia de los resultados del programa que busca incentivar al docente que en buena lid merece un despegue en su salario por su destacado desempeño y preparación;  me hace falta una buena dosis de mesura y temple para mantener la compostura ante éste hecho que demuestra la vulnerabilidad del sistema de evaluación de Carrera Magisterial.     Es que imaginen el escenario de un maestro curtiéndose el cuero buscando su temario, investigando la bibliografía propuesta en el temario, estudiando muy dedicado la bibliografía y,  que al final de cuentas una bola de cínicos compren  muy panchos las claves para el  examen que el buen maestro que se ha “curtido”  anhela aprobar con buen puntaje.  Esto si que inflama los riñones.    Pero para incrementar  la inflamada, uno se pregunta ¿cómo es posible que las claves pierdan su status de discreción tan tristemente? ¿Quién es el culpable de semejante pillaje?,  particularmente creo que el principal culpable es la misma SEP  porque  la logística  de planeación y  ejecución de los recursos destinado al  programa de carrera magisterial están vinculados a ésta institución.     Es la SEP quien se encarga del diseño, impresión, distribución y aplicación de los exámenes, así que lo más conveniente es que asuma su responsabilidad culposa empezando por la cabeza, es decir: sobre el “Presidenciable” Alonso Lujambio.

Precisamente ante éstos hechos,  el 20 de junio de 2011 la Secretaria de Educación del Estado de Tabasco emitió un comunicado de prensa donde manifestó su postura.    Instó a la Coordinadora  de Carrera Magisterial y PROEDA  para que emitieran sus respectivos comunicados y  deslindarse del incómodo bulto que representa la venta de claves.    Sin embargo, muy independientemente de comunicados y posturas, lo que requiere el caso es una investigación  confiable para identificar el camino  de éste lamentable suceso.      De no encontrarse el origen de esta vergüenza y no existan los castigos ejemplares,   se dará carta abierta para que el objetivo próximo sea la indefensa prueba ENLACE;  ya ven que los nuevos lineamientos le han dado un peso ni mas ni menos que  de 50 puntos.