Otro fracaso de la SEP

 

Se consumó un fracaso más de la administración de Enrique Peña Nieto quien prometió y firmó ante notario que de convertirse en Presidente de México, entregaría laptops  con internet a los niños de quinto y sexto grado de primaria.

Y es que el pasado 7 de noviembre Aurelio Nuño presentó una nueva estrategia digital llamada @prendemx 2.0.   Lo hizo sin rendición de cuentas sobre la fracasa promesa de Peña, con valemadrismo absoluto, y de paso mandó el mensaje de que a Peña y compañía le importa un pimiento dilapidar el erario.

No hubo Mea Culpa del Gobierno por el nuevo fracaso, simplemente aflorado cinismo que apuesta a la mala memoria colectiva.

Sólo justificó en voz de Nuño que @prendemx 2.0 es producto del análisis de 10 años de “experiencia”, desde Enciclomedia hasta el programa de entrega de tabletas, y se concluyó que lo mejor era el equipamiento de aulas con computadoras e internet.   Un refrito pues del desaparecido programa Habilidades Digitales para Todos (HDT).

Es más, el gran impulsor de la pedagogía de la demagogia se atrevió a insinuar que el programa de entrega de laptops y tabletas no funcionó en parte porque los maestros carecían de capacitación para manejar los dispositivos.

Por eso y como un nuevo favor al magisterio, ya anunció capacitación para 230 mil profesores en una primera etapa, para luego, si es que le alcanza al agonizante sexenio Peñista, capacitar al millón 200 mil profesores que integran el sistema educativo nacional.   ¡Bravo!

Creo, salvo la mejor opinión del lector (a) que la promesa Peñista de regalar laptops con internet a niños de primaria fue la más agria demagogia posible.

No había sustento para que Peña cumpliera a cabalidad, de manera justa y equitativa, con un programa cuya base fue la obtención del voto popular como sea y a costa de lo que fuera.

¡Aaah! pero no se atreva Usted populista de izquierda o derecha a atacar al prócer Peña porque tendrá en Nuño su seguro defensor.

Lee aquí:  Así defendió Nuño a Peña Nieto de los "ataques de populistas de izquierda y derecha”