Nuño: el protagonista y centro del sistema educativo

 

sep-nuño-reforma-educativa_optCurioso caso del Secretario Aurelio Nuño que pide no politizar la educación cuando él, se pasa los lunes lucrando con las escuelas (de previa selección) para fines electorales.

Nuño, especialista en demagogia, anuncia inversión sin precedentes para abatir las trágicas condiciones de infraestructura de las escuelas.

Va y promete sacudir la carga administrativa con subdirectores administrativos y exhibe su ambición desmedida de poder al prometer, sin cuidar la generalización; maestros de educación física, de artística, de tecnología e inglés.

Y es que en un Pais como México donde, según datos del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) el 40 % de sus escuelas son multigrados, no es difícil dilucidar que el Secretario Nuño no ve más allá de su bajo instinto por convertirse Presidente de la Nación.

Claro está que citar las necesidades de las escuelas multigrados ensuciarían las pretensiones electorales del titular de la SEP.

Es por eso que el Secretario Nuño omite de sus múltiples discursos políticos la inequidad que padecen los maestros multigrados que enfrenta la realidad de ser maestros no solo de asignaturas básicas, sino de artes, educación física, especial, así como ser directores e incluso hasta conserjes.

Son éstos contextos desfavorables los que hasta el momento han quedado al margen de los anuncios relevantes del Secretario.

Basta citar como ejemplo el nuevo esquema de organización de las escuelas primarias en el marco del programa Escuelas al Centro, que consideran la asignación de un subdirector administrativo, maestro de educación física, maestro de inglés, de artística, de tecnología y apoyo a la educación sólo  cuando el centro educativo tiene diez grupos escolares.

En ese sentido el breve dilema: o el secretario Nuño desconoce las múltiples  realidades sociales de las escuelas mexicanas, o simplemente no le importa abatir la inequidad que persisten en ellas.

En fin.  Juzgue el lector las pretensiones del Secretario de Educación que cada lunes se erige con el protagonista y centro del sistema educativo.