No, pos sí

 

Escuché declaraciones del  Educación Pública de BCS, sobre el alto porcentaje de profesores  que  muestran gran entusiasmo por asistir  a los cursos de “preparación  para el examen” que se aplicará en noviembre a un sector del profesorado  de  educación básica y en varias ocasiones he escuchado y/o leído  a  funcionarios de la SEP que, quien sea convocado para ser examinado y no se presente, será cesado.  Así como no van a estar “entusiasmados”.

 No  es necesaria la amenaza, los  profesores  que serán “evaluados” en esta ocasión, no  “le  sacan” a los  exámenes, estudiaron varios años y  constantemente eran “evaluados” en la Normal,  presentaron un examen profesional que acreditaron, luego se inscribieron al concurso de  oposición para obtener la plaza y resultaron idóneos  ¿por qué habrían de temer a la evaluación?  Lo que no me queda muy  claro  es ¿por qué los cursos de preparación para el examen?   Como que no les veo objeto, se me figura  como si un enfermo  tomara tés o medicamentos contra el colesterol antes de ir a la toma de muestra sanguínea  o cualquier otro examen para detectar  fallas en el funcionamiento del organismo de la persona. ¿No quieren encontrar áreas de oportunidad (así les dicen en el INEE)?

Por otra parte, los famosos cursos  se imparten, por lo menos en BCS, en sábado   de 8:00 a 15:00 horas; en ese asunto creo que el Sindicato debe exigir que se les pague como horas  extra, ya que  el horario de labores es de lunes a viernes  y la plaza del maestro de primaria y preescolar se  considera de 20 horas a la semana, si el horario es de 8:00 a 13:00 horas  el profesor  trabaja 25, más  el tiempo que dedica en casa  a preparar la clase o el material  que utilizará; quienes laboran en preescolar se pasan las tardes   preparando los materiales o en las papelerías  o fotocopiadoras en la compra  de los mismos.  Por tanto el horario del sábado que son 7 horas,  incrementa la jornada  a 32,  más el pilón del trabajo en casa.

Este horario  temporal  de 32  horas  con pago de 20   debe ser analizado  por el SNTE.  Aunque es temporal, de aquí a noviembre implica una carga de trabajo adicional; después vendrán los cursos de  formación continua  también en horario extraclase, ¿estará reglamentado en la nueva ley de desempeño docente  que el profesor  atienda  actividades laborales invirtiendo su tiempo? Hasta donde tengo conocimiento,  ninguna empresa prepara a sus empleados fuera del horario laboral.

La buena noticia de la evaluación  es que,  así se manejó en un noticiero y supongo que así lo informó la Secretaría, quienes aprueben  serán  premiados “con un incremento salarial “inmediato” del 35%, aunque en otra información  leí que  el incremento sería entre el 180 y 220%    de acuerdo al grado de marginación  de la zona donde se ubique  el centro de trabajo del profesor.   Este  incremento creo que será para los sobresalientes, otra tarea para el SNTE, que se aclare bien eso del  35%  y la inmediatez.

Si es “inmediato”, se supone que   más o menos para enero febrero de 2016  ya se tendrán los resultados  verificados de todos y se aplicará el incremento… ¿está presupuestado?  ¿Van a formar una reserva para esta situación  al aprobar  los recursos para la SEP en el Congreso?,  ¿van a considerar que todos van a aprobar  y como ya se tienen los  listados de todos los participantes de cada entidad  con su respectivo salario se les va a calcular el incremento del 180% para las zonas urbanas y del 220% para las marginadas  y se van a tener listos los recursos?

Si es así, no cabe duda que  la evaluación es una bendición para el raquítico salario del magisterio  de nuevo ingreso   y de quien no tuvo acceso a Carrera Magisterial; aunque  quienes lograron el nivel “E”  de Carrera Magisterial  sí tienen buenos salarios.

También he leído que  el INEE ha  tenido problemas para cumplir a tiempo con lo programado. ¿Por qué ellos sí pueden  retrasarse  y el maestro tiene que cumplir  puntualmente con todo lo planeado  cuando por su trabajo, que no es con máquinas, no puede avanzar según   el plan de trabajo?

También  los exámenes que se aplicarán  deben se públicos para  que ellos  se sometan a la “evaluación” de los mismos, recordemos que nadie es infalible y errores en los reactivos llevarán a respuestas incorrectas.  Ellos lo saben mejor que nadie; pero también  cometen errores.

La SEP no se tienta el corazón para  desprestigiar y tratar de mala manera a los profesores, por lo menos en BCS, me han comentado conocidos que  se portan de forma grosera, despótica y muchos de ellos son sindicalizados que lograron la plaza gracias a la  participación que tenía el SNTE.   Tal vez aún tenga por debajo del agua….”una pa’ mi y otra pa’ ti” o “una para  ti, tres para mí”… como ” el pícaro burlado”, pero ahora sin oficio para  que no quede huella.   Y está bien,  que se repartan,  parece más democrático   porque recordemos que las únicas plazas que se concursan son las de maestro y de  todas formas hacen chuecuras, pero ahora  desde la SEP, por lo menos en BCS.

 

 
 

Comenta la publicación.