Niños triquis oaxaqueños, campeones del festival de basquetbol en Argentina.

 
Foto:  Facebook
Foto: Facebook

La Selección Indígena de México, formada por niños de la comunidad Triqui de Oaxaca  arrasó en el IV Festival Mundial de Mini-Baloncesto que se realizó en Córdoba, Argentina del 11 al 14 de octubre.

Los niños ganaron todos sus  partidos con lo que se convirtieron en los vencedores invictos y  absolutos del certamen.

En los resultados, los niños de la comunidad Triqui dejaron aplastante constancia:

Contra los Celestes Argentina  vencieron con un marcador de 86-3.

Luego ganaron 22-6 al equipo de Universidad de Córdoba, dio cuentas 72-16 contra Central Argentina,  82-18 contra el equipo Hindú Argentina; 44-12 ante Monteéis Argentina y para culminar, un 40-16 contra Regatas de Mendoza Argentina.

Los niños Triquis fueron los mejores de otros tantos que  provenían de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Venezuela, Uruguay y México.

Conocidos como  los “campeones descalzos de la montaña”, los niños  triquis oaxaqueños  han sorprendido a propios y extraños.

Según su entrenador el profesor Sergio Zúñiga  en entrevista para el periodista  argentino Nicolás Colautti  “…los niños entrenan descalzos, caminan todo el tiempo descalzos. Es una cultura, pero además no hay recursos para comprar zapatillas”

“El básquetbol es el único deporte que se practica en las comunidades indígenas. Son comunidades muy chiquitas, y el único espacio para deporte es una cancha de básquetbol. Los niños juegan todo el día. Desde muchas generaciones se viene practicando en Oaxaca.

Asimismo señaló que la base del éxito de los niños se basa en tres programas.

“El inicio es un curso de psicología, donde les enseñamos la función de un niño y sus derechos. Además hacen un curso de liderazgo y otro de risoterapia, donde despiertan ese líder que tienen adentro. Así comienzan a sentirse orgullosos de lo que son y no tienen complejos. Qué mejor que un indígena sea el ejemplo para los demás jóvenes de las ciudades de que se pueden hacer cosas, que hay cambios verdaderos y alejarlos del alcohol, las drogas y otras problemáticas.”