“Macabro show mediático la versión de la PGR” sobre los normalistas: CNTE

 

cnteLa Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), fijó su postura luego de la conferencia de prensa del Procurador de Justicia, Jesús Murillo Karam, en donde reveló que en base a las declaraciones de tres detenidos por la PGR, los 43 estudiantes normalistas fueron asesinados y calcinados.

En un comunicado de prensa, la Sección 22, adherida a la CNTE, calificó como “Macabro show mediático la  versión de la Procuraduría General de la República”.

Según la Sección 22, la información de la PGR es “atropellada, con lenguaje cantinflesco y confusa” y que no aclara ni resuelve nada.

En ese sentido fijó su postura en seis exigencias al Gobierno Federal, que a continuación se reproducen:

1.- Exigimos la presentación con vida de los 43 estudiantes normalistas secuestrados por las fuerzas públicas del gobierno guerrerense.

2.- Exigimos el castigo a los culpables  intelectuales y materiales de la brutal represión en contra de la Normal de Ayotzinapa; exigimos también un alto total a la agresión en contra del Normalismo en nuestro país.

3.-Rechazamos categóricamente las informaciones malévolas y perversas que disemina el Estado al pretender ligar a algunos maestros militantes de la Sección 22 con grupos guerrilleros.

4.-Rechazamos estas falsas informaciones que salen de los sótanos del poder pues así se pretende reprimir cruelmente las protestas sociales del pueblo de México.

5. Manifestamos contundentemente que detrás de la represión al Normalismo en México se encuentra la mano del Estado represor quien está al servicio de de los pulpos financieros internacionales, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), y al servicio del imperialismo norteamericano.

6.-Denunciamos ante la opinión pública la política planificada de represión y el Terrorismo de Estado que impulsa cotidianamente el gobierno federal en contra de las organizaciones estudiantiles, magisteriales y en contra de las demás organizaciones sociales que luchan legítimamente por sus más elementales derechos constitucionales.