Los resultados de los alumnos en PISA vuelven a ser insatisfactorios

 
Nota del editor: el presente texto fue tomado del perfil de Facebook del académico Ángel Díaz Barriga y se reproduce aquí por ser de interés público y magisterial.

El tema invita a varias reflexiones, estos resultados reflejan un FRACASO, pero un fracaso ¿de qué?

1. De las políticas de la actual administración que ha metido a los maestros del país a discutir, actuar y temer a la llamada EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO, en realidad una muy mala medición de temas pedagógicos (algunos arbitrarios como los piojos, la escuela que se inunda, donde sentar al débil auditivo, etc) o su impracticable Planeación argumentada (con pocos elementos didácticos y muchos de un trabajador social).

¿Qué han hecho los maestros ante la política intimidatoria de la evaluación del desempeño?. Si les toca evaluarse dedicar 3 a 4 hs diarias a preparar dicha evaluación, ¿pero de dónde salen esas horas?, pues obviamente del tiempo que destinan a preparar clases, calificar trabajos e incluso interactuar con los alumnos. Algunos docentes han manifestado que dejan un ejercicio a los alumnos mientras ellos hacen un resumen; otros que han descuidado la planeación y, unos más, que han llegado al salón de clases tensos, angustiados. Ojalá el INEE, el Secretario y el Congreso reconozcan el gran fracaso de la llamada evaluación del desempeño.

2. Un fracaso de las reformas curriculares impulsadas en 2006, 2009 y 2011 para establecer competencias y estándares curriculares. Por lo menos podemos afirmar que no sirvieron para mejorar las condiciones de aprendizaje. La amenaza de un nuevo proyecto curricular ahora centrado en aprendizajes clave (Propuesta curricular para la educación obligatoria) lamentablemente está condenada a seguir por la misma ruta. Porque no es resultado de un diagnóstico de cuáles son las razones por las que los alumnos mexicanos obtienen bajos resultados en el aprendizaje. Cada sexenio quiere tener la medalla de su plan de estudios, así no avanzaremos.

3. Si el Secretario y el Estado Mexicano quieren que los alumnos obtengan mejores resultados en PISA hay que hacer varias cosas:

3.1 Analizar con mucho cuidado los marcos conceptuales de lectura, matemáticas y ciencias que tiene PISA y alinear el currículo a estos marcos

3.2 Analizar las prácticas pedagógicas y los procesos cognitivos que se requieren para resolver las preguntas PISA (Cómo establecer ambientes de aprendizaje centrados en la actividad de aprendizaje y no en la exposición -significa reducir los grupos a 20 alumnos en primaria y secundaria en todo el país- modificar el plan para presentar problemas y no temas (o aprendizajes clave), experimentar con los docentes modelos de aprendizaje que impulsen razonamiento, procesos de análisis, síntesis, mecanismos de inferencia, sistemas de argumentación. En síntesis REDUCIR LOS CONTENIDOS DE LOS PLANES DE ESTUDIO Y CONSTRUIR CON ESPECIALISTAS, DOCENTES LOS NUEVOS PROYECTOS CURRICULARES.

3.3 Trabajar en mecanismos de formación docente, dar autonomía curricular a las escuelas normales. Impulsar la conformación de ambientes pedagógicos en estas instituciones.

3.4 Hacer TALLERES, con docentes, los resultados PISA son sólo mediciones de laboratorio (como lo es el resultado de una química sanguínea), necesitan interpretarse, construir un significado para los docentes, responder ¿qué significan?, ¿a qué se deben? y ¿qué se puede hacer a partir de ellos?. Pero eso reclama posicionar a los docentes como profesionales del aprendizaje, quitarles la bota de la evaluación, cancelarla, para apostar a que estén en condiciones de trabajar. En Finlandia no hay nada que se parezca al monstruo que el INEE ha creado llamado evaluación del desempeño. El estado debe reconocer que en los 15 años que llevamos en PISA nunca ha permitido construir con los docentes un diagnóstico de los resultados PISA. Los resultados PISA sirven para que los medios tengan primeras planas unos días, sirven para que Mexicanos Primero y la sociedad agredan y descalifiquen a los maestros. No son un instrumento que los maestros puedan emplear para mejorar su trabajo docente.

Sigamos igual, en 3 años, la prensa publicará más o menos lo mismo y en 15 años nos volverán a decir que nuestra educación no obtiene buenos resultados en PISA.

Un último tema ¿cómo sabemos que la propuesta de la OCDE, garantiza lo que requiere la ciudadanía del siglo XXI?. ¿Cuáles son los estudios de la OCDE que lo fundamentan?, ¿Cómo sabemos que la prueba OCDE está bien elaborada?, ¿Cómo sabemos que fueron bien traducidas las preguntas?

En el estudio que publicamos LA PRUEBA PISA 2006. UN ANÁLISIS DE LOS CONTENIDOS DE CIENCIA, (se encuentra de acceso libre en la página web del IISUE-UNAM) en este estudio encontramos preguntas propias para alumnos de Europa y Suiza pero no de México, pero también encontramos errores conceptuales.

Muchos apostamos por mejorar la educación, pero exigimos que las estrategias que asuma la autoridad educativa sean otras. Pero si quiero resumir en una frase los resultados PISA muestran el fracaso de la actual política educativa.