Esto exige el SNTE sobre la evaluación docente

 

evaluación docente SEP_optAnte la inconformidad del magisterio en torno a la evaluación docente, el Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), presentó a la Secretaría de Educación pública (SEP), una serie de peticiones para cambiar la percepción de los procesos de evaluación de los maestros.

En el documento titulado “Exigencias, demandas y propuestas para la transformación del sistema educativo” el organismo sindical abordó una serie de características que debe tener la evaluación docente.

Según el SNTE se debe:

-Eliminar del proceso de evaluación docente toda visión o acción sancionadora o punitiva.

-Diversificar los instrumentos de evaluación docente, tomando en cuenta los contextos para garantizar la igualdad de oportunidades, la equidad e inclusión de las comunidades marginadas incluyendo a los pueblos originarios.

Replantear todo el proceso de evaluación, lo que implica: corregir el conjunto de fallas identificadas por el INEE y la SEP con el acompañamiento del SNTE, y en el ámbito de sus facultades y responsabilidades elaboren nuevos instrumentos para la evaluación.

Lee aquí:  SEP-SNTE acuerdan replantear la reforma educativa

Diversificar la evaluación del desempeño con base en un criterio de contextualización, con la participación y colaboración de los docentes.

Desburocratizar el proceso de evaluación simplificando procedimientos para hacerlos más cercanos a la práctica docente, con la modalidad presencial, cuando se amerite.

Identificar nuevos criterios que le permitan al Estado cumplir con las políticas de incentivos, que sean más atractivos para la formación continua, la evaluación y sus resultados.

Demandar para los docentes que laboran en lugares marginados, incentivos especiales, que favorezcan su formación inicial y continua para que mejoren su práctica profesional.

-Incorporar al proceso de evaluación del desempeño: la autoevaluación, la evaluación entre pares, la evaluación de directores y de colectivos docentes, como forma de participación directa de los trabajadores en todo el proceso, con la finalidad de lograr una evaluación más realista, pertinente y más cercana a la experiencia cotidiana y contextual de los docentes.

-Demandar que la evaluación docente se realice dentro de la jornada laboral, en espacios propicios, en tiempos adecuados, con la infraestructura tecnológica garantizada y con modalidades presenciales como establece la ley.

-Exigir se haga realidad, ya, la operación del sistema de formación inicial, continua y desarrollo profesional.

-Establecer como criterio general para la evaluación, la participación previa de los docentes en las distintas modalidades y cursos de actualización, formación continua y superación profesional.

-Que el INEE haga efectiva su autonomía para que sea garante de un proceso de evaluación pertinente, profesional, integral, formativo y contextualizado, con pleno respeto a la dignidad y prestigio profesional de los maestros.

-Demandar a la SEP un plan de transformación de las Escuelas Normales para fortalecerlas como el espacio privilegiado para la formación docente.

Lee aquí:  Aurelio y Juan solamente hacen el ridículo