Es una minoría la que insiste en plazas automáticas: Nuño

 

Sólo es una minoría la que insiste en la asignación de plazas automáticas, aseguró el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer.

En entrevista al término del acto de presentación de la Estrategia de Fortalecimiento y Transformación de Escuelas Normales, el funcionario destacó la contundencia de las cifras de egresados de las Normales, incluídos aquellos Estados donde la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), que se sometieron a la evaluación de ingreso.

“…es un tema que prácticamente está ya superado (las plazas automáticas), y lo dicen los hechos, los números. Prácticamente la totalidad de los normalistas de Guerrero, de Oaxaca, de Chiapas, y también de Michoacán, están también en proceso de evaluación para el ingreso: ya es una minoría la que sigue insistiendo con el tema de las plazas automáticas, simplemente revisar los números, las tasas de participación ya por dos generaciones, la generación anterior que si todas se hicieron en fechas extemporáneas pero se tuvo una participación del 98 por ciento”.

Puntualizó que incluso él personalmente ha tenido diálogo directo con los jóvenes de las Normales, es más, “muchos de ellos han venido a verme aquí a la Secretaría de Educación Pública”.

Y añadió: “…nosotros seguimos con esa apertura, la vamos a intensificar en un diálogo directo con ellos de parte de la SEP, y también directo de un servidor con todos los normalistas, sus maestros y los directores de las escuelas”.

Inversión sin precedentes

Serán 2 mil millones de pesos que la SEP invertirá en la escuelas normales para mejorar infraestructura y materiales educativos; el apoyo a la educación indígena e inclusiva, y la creación de una comisión que elaborará un nuevo reglamento de ingreso y promoción a los maestros de las Normales, basado en el mérito, el cual según Aurelio Nuño, será con respeto a sus derechos laborales.

Se trata según la SEP, de que la sociedad conozca el verdadero normalísimo del país, el de vocación por los niños y las niñas; con gran compromiso con el país y su historia; un normalismo con deseos de fortalecerse y de transformarse, que entiende que el mundo está cambiando y la necesidad de una transformación educativa.