Elba Esther, la sombra que persigue a Josefina.

 

JamG_CliO

Anoche en el panel de análisis Tercer Grado de Televisa, Josefina Vázquez Mota no pasó momentos muy gratos.   Quiero retomar uno de ellos.

Fue cuestionada sobre el incremento de puntos electorales del candidato del PANAL Gabriel Quadri según encuestas dadas a conocer después del debate.

La candidata hiló argumento cierto, que detrás de la candidatura del  falso “ciudadano”  se encuentra la Maestra Elba Esther Gordillo Morales, “…que es a ella a quien en verdad obedece”.

Y es que la candidata del PAN en fechas pasadas ya había raspado a la lideresa del SNTE cuando declaró que de llegar a la Presidencia de la República no va a permitir los cacicazgos, que la educación no será rehén de nadie.

Si bien Josefina no descubrió el agua tibia respecto al falso personaje de quien  ostenta la candidatura del PANAL, se aventuró de más y terminó disparando sobre  su  propio pié.

Dijo la candidata:  “…yo nunca acepté un chantaje de Elba Esther en la SEP”. 

Sin embargo, su pasado al frente de la Secretaría de Educación la terminó acorralando cuando le recordaron que tuvo como secretario al yerno de la lideresa.

Que incomodidad vimos de Josefina para buscar razonamientos de peso para quitarse tamaño bulto. 

Ante la insistencia de panelistas como Loret de Mola, Mearker y Adela Micha  para que explicara por qué aceptó la SEP si sabía que iba de cajón el yerno de Elba Esther,  la desafortunada candidata solo pudo articular argumentos tales como:

“…la acepté porque en ese momento era la circunstancia que se había dado…, Pero Yo soy Yo Denisse y también mis circunstancias hoy son diferentes”

“…eso fue un momento, eso fue una circunstancia que se dio derivado de otro momento, desde otra posición…”

“…no porque me convenía Adela, la acepté porque siempre creí que era un privilegio ir a la Secretaría de Educación y porque me propuse metas muy concretas”…

Con argumentos bajos, pocos convincentes y sin salida quedó la candidata.

Deseperada quiso agarrarse de sus logros citando a la moribunda Alianza por la Calidad de la Educación,  el concurso oscuro de las Plazas docentes y  el penoso camino de la evaluación universal.

Nada pudo sacarla del atolladero que ella misma se configuró en la administración de Calderón.

El triste momento de Josefina recordando su paso por la SEP la dejó bastante mal parada,  incluso  frente a la misma Elba Esther.     Por lo menos  ésta última  sabemos cómo se las gasta en  la política nacional.