Despilfarró SEP 2,300 MDP en tabletas para alumnos de primaria

 

Y no sólo los pagos irregulares a comisionados y personas con actividades “no definidas” a través del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), sino la falta de transparencia y gasto adecuado del programa de tabletas electrónicas en el año 2015.

Se trata de 2 mil 346 millones de pesos que el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto tiró literalmente a la basura si se considera que, de acuerdo con el informe de la cuenta pública 2015 de la Auditoría Superior de la Federación, la Secretaría de Educación Pública (SEP) nunca estableció parámetros para asegurar un gasto adecuado, y que, con dicho programa, se garantizaba que los alumnos aprenderían más y mejor.

Es más, la ASF encontró que el programa de tabletas tampoco contó con un entorno favorable para su puesta en marcha, ya que las escuelas no contaban con la infraestructura adecuada, ni tampoco se capacitó adecuadamente al magisterio para que sus clases mejoraran con el uso de los dispositivos.

“No es posible asegurar que los alumnos de quinto grado de primarias públicas los utilizaron como herramienta en su proceso de aprendizaje; no se garantizó la disponibilidad de energía eléctrica, de internet ni del equipamiento de ‘solución de aula’ en las escuelas apoyadas por el programa, por lo que no es posible asegurar que los dispositivos operaron como se tenía previsto, lo que impide conocer los efectos del programa en el favorecimiento del aprendizaje de los alumnos de quinto grado de primarias públicas beneficiados”, explicó en su informe la ASF.

Otro dato que revela el fracasó el programa de tabletas de la SEP refiere a la falta de transparencia en la entrega de los dispositivos.

Y es que la SEP asegura haber entregado 988,489 tabletas (948,133 para los estudiantes y 40,356 para los profesores), pero nunca pudo justificar de manera detallada cuántos equipos se entregaron a cuántos alumnos y maestros, así como la fecha de entrega.

En ese sentido, para la ASF concluyó que “…no existe certeza de que la entrega de las tabletas se realizó con oportunidad”.

Del mismo modo, el 5.5% (54,110 tabletas) presentaron fallas, sin embargo, la SEP nunca proporcionó información sobre las medidas que implementó para arreglar los problemas técnicos de los dispositivos.

Sin información confiable sobre maestros capacitados.

Asimismo, una cifra más que fue manejada por la SEP refiere al número de maestros capacitados en 2015 a través del “Taller de formación para docentes participantes en el PIAD”.

Según la dependencia rectora de la educación, fueron capacitados un total de 62,086 docentes, sin embargo, la cifra no se corresponde con los 29,396 docentes que en 2015 recibieron tabletas electrónicas ya que lo sobrepasa en 111.2 puntos porcentuales, “por lo que no se generó información confiable sobre este taller de capacitación”.