Demandan seguridad para maestros que defienden el derecho a la educación

 

consejo abcMaestros y directivos de educación básica reconocidos con el Premio Nacional ABC que otorga la organización Mexicanos Primero, expresaron su solidaridad a los docentes del Estado de Chiapas que han sido víctimas de humillaciones en el contexto de las protestas en contra de la reforma educativa.

Agrupados en el Consejo de Maestros ABC, los mentores destacaron en un pronunciamiento una serie de declaraciones en apoyo sus compañeros de profesión que, desde la aulas, defienden el derecho a la educación de los niños.

“Nos solidarizamos con nuestros compañeros, tanto aquellos que defienden el derecho a la educación fuera del aula manifestándose públicamente y sin violencia, como aquellos que defienden el derecho a la educación al interior de sus escuelas”, destacaron.

En tanto consideraron inaceptable que en el país y concretamente en Chiapas prevalezca el miedo, tanto para quienes tienen temor a salir y perder la vida al luchar por sus derechos, como para quienes tienen miedo a dar clase y ser perseguidos por ello.

Lee aquí:  Condena SEP humillación a maestros, CNTE se deslinda

Calificaron  además de inadmisible la postura de las autoridades que mantienen en una condición de vulnerabilidad total a los docentes que se encuentran en el cumplimiento de sus funciones.

“Reprobamos los actos violentos que han humillado públicamente a nuestros compañeros y atentan contra el derecho a la educación de las niñas, niños y jóvenes. Nadie tiene derecho a poner en riesgo la integridad física de nuestras comunidades”, expresaron.

En ese sentido y ante los hechos de violencia contra mentores chiapanecos, el Consejo de Maestros ABC destacó seis peticiones dirigidas a las autoridades correspondientes:

1. Garantizar cuanto antes la seguridad para las comunidades educativas que quieren ejercer su derecho a la educación sin el abuso de la fuerza pública.

2. Bajo ninguna circunstancia nos parece plausible las propuestas desde la sociedad que invitan a contrarrestar violencia con más violencia. Por lo que pedimos se resguarde la seguridad física de todos los maestros, tanto de quienes desean cumplir su labor, como de quienes ejercen su derecho a manifestarse.

3. Conminamos a las autoridades a privilegiar el diálogo con todos los maestros. Se dice mucho sobre los docentes pero se dialoga poco con ellos. Nos parece de la mayor importancia que se escuche e integre la diversidad de opiniones que el magisterio plantea. Nos rehusamos a aplaudir la cerrazón de las autoridades con ciertos grupos magisteriales, pues consideramos que la apertura a la crítica, la autocrítica y el análisis serio -comenzando con el ejemplo de nuestras autoridades- son ingredientes importantes para la construcción de un mejor México para nuestra niñez.

4. Pedimos a nuestros compañeros docentes diseñar -de acuerdo a las condiciones en sus respectivas comunidades- un programa para recuperar todos los días de clases que se han perdido con esta cadena de sucesos.

5. Una sociedad no debe denigrar a su profesorado, por lo que exigimos que las autoridades reorienten su actitud con los docentes a través de acciones y políticas públicas que realmente beneficien y resguarden el estatus y dignificación de la profesión docente. La desinformación, la cerrazón al diálogo, la falta de sensibilidad con el magisterio, así como los errores en la implementación de la reforma sin resarcimiento son situaciones que dificultan el buen entendimiento entre las diversas partes, afectan nuestra imagen social y provocan desencuentros como los que actualmente vivimos.

6. En estos momentos difíciles nos parece importante hacer un llamado para preguntarnos: ¿qué mensajes les estamos enviando –como sociedad- a los niños? Invitamos a la sociedad en general, a los medios de comunicación, a las autoridades y a nuestros colegas maestros a pensar en los niños, pues su bienestar y sus derechos deben ser la prioridad de todo México.

Cabe señalara que el Consejo de Maestros ABC busca contribuir a que las niñas, niños y jóvenes ejerzan en plenitud su derecho a aprender, a que se avance en México hacia una educación pública inclusiva, equitativa y de calidad, así como apoyar decididamente a los maestros de todo el país para sostener y ampliar el prestigio de la profesión y a colaborar de forma organizada y constante en esa misión.