Chocan INEE y SEP por evaluación docente

 

Nadie dijo que evaluar a los maestros sería una tarea sencilla, o por lo menos, desde el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) ven con mucha preocupación que solamente se evalúen 150 mil maestros por año.

Y es que la Consejera Presidente del organismo de la evaluación, Sylvia Schmelkes del Valle, hizo ver al titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, que con ese número de profesores a evaluar cada año, el proceso de evaluación de todo el magisterio concluiría en el año 2027.

En reunión de trabajo entre la Junta de Gobierno del INEE y el funcionario federal,  Schmelkes del Valle detalló que alargar la evaluación docente es la ruta para claudicar a la reforma educativa.

“Vemos la dificultad del cuándo vamos a terminar de evaluar a los docentes que están en servicio, al ritmo que vamos, de 150 mil docentes por año vamos a terminar en el año 2027.  Si terminamos en 2027 estamos claudicando al Servicio Profesional Docente y si claudicamos al Servicio Profesional Docente estamos claudicando la reforma educativa”.

En ese sentido explicó que desde un principio de planteó  evaluar a todos, es decir, un millón y medio de maestros, proceso que dijo, concluiría en el año 2018.

Y es que se debe recordar, que fue el propio INEE el que anunció que la evaluación del desempeño docente no sería obligatoria en 2016, pues hubo un replanteamiento en dicha evaluación en virtud de las diversas fallas en el proceso, así como denuncias e inconformidades que hicieron los maestros participantes.

En respuesta, Aurelio Nuño explicó a  Sylvia Schmelkes que hubiera sido imprudente arrancar un nuevo modelo de evaluación docente con un número mayor de profesores, por lo que pidió paciencia y con ello, “evitar problemas políticos”

“…es más importante tener un buen resultado que un buen número, con la idea de que a partir del siguiente año podamos tener una mayor capacidad, pero no le veo mayor problema. Nos parece que hubiera sido un poco imprudente arrancar un nuevo modelo de evaluación con una cifra demasiado alta”.

Y puntualizó que para la SEP, es más relevante que los maestros queden satisfechos con el nuevo modelo de evaluación, y después incrementar el número de docentes a evaluar.

Con información de El Financiero.